Publicaciones

Conexión Cinvestav
/ Categorías: Boletin de prensa

A seis décadas de impulsar el desarrollo de la tecnología

Image

La formación de recursos humanos de alta calidad y la vinculación con diversos sectores del gobierno de México e incluso con organismos en el extranjero, son algunas de las características que han coadyuvado para que el Departamento de Ingeniería Eléctrica del Cinvestav participe, como desde hace 60 años, en solucionar problemáticas en materia de salud, educación y servicios urbanos, entre otros.

El Departamento encabezado en 1961 por José María Borrego, proporcionó el primer posgrado de Ingeniería Eléctrica en México y gracias al crecimiento de su infraestructura, ahora ofrece los programas de Maestría y Doctorado en Ciencias en Ingeniería Eléctrica, registrados en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad del Conacyt, a través de sus secciones de Comunicaciones, Electrónica del Estado Sólido, Bioelectrónica y Mecatrónica.

Actualmente, se realizan investigaciones en diversos temas como Bioinstrumentación, Redes de Comunicaciones, Nanoelectrónica, Dispositivos semiconductores, Circuitos Integrados, Robótica y Rehabilitación. En este último se trabaja en el diseño de nuevos sistemas y metodologías enfocados en realizar cirugía laparoscópica, rehabilitación física destinada a personas con paraplejia y problemas de visión.

Ingeniería Eléctrica fue uno de los departamentos pioneros del Cinvestav y desde su creación han pasado una gran cantidad de estudiantes destacados, por lo que sus dos mil 105 graduados, mil 674 de maestría y 431 de doctorado, han contribuido en la creación de nuevos cuadros académicos especializados en diversas instituciones en el país. Además de que otra cantidad importante se ha integrado a la industria en el ámbito nacional e internacional para la implementación de proyectos en aras del desarrollo.

Uno de sus primeros proyectos fue la Planta Piloto de Producción de Celdas Solares, la cual consistió en fabricar estos dispositivos con la intención de llevar energía eléctrica a aquellas comunidades rurales apartadas donde resultaría más costoso y poco práctico tender líneas para la conexión a la red eléctrica. 

Por otro lado, el Cinvestav, en colaboración con la NASA, desarrolló el proyecto denominado “Electropuntura”, con el objetivo de aprovechar la acupuntura para diagnosticar, revisar y evaluar los cambios o alteraciones que sufrían los astronautas por las condiciones que enfrentaban en el espacio.

En materia educativa, en 1986 se creó el programa MicroSEP, el cual introdujo las tecnologías de cómputo al sector educativo, a través de una red de producción de hardware y software de capacitación para el personal docente y estudiantes de educación básica, en 14 centros regionales y 120 salas en toda la República.

En Ciudad de México, con el fin de proteger la infraestructura y reducir las inundaciones, se trabajó con el sistema de supervisión y control electrónico computarizado de la red de drenaje del sistema de aguas, proyecto para monitorear y controlar los niveles del agua en diferentes zonas de la red y la apertura de puertas.

También se desarrollaron nuevas arquitecturas de red y protocolos de comunicación como la modernización del servicio telefónico de la propia institución, la instalación de la red de cómputo interna y de teleconferencia Interactiva que enlaza a las unidades foráneas del Cinvestav.

En cuanto a la investigación en el campo de la bioelectrónica, se crearon diversos equipos e instrumental médico que formaron parte en la instalación a cargo del Cinvestav, de la primera Unidad de Cuidados Intensivos en una clínica del IMSS en Irapuato.

Image

Además, se realizan estudios para comprender: la fisiología, biofísica y biomecánica en el deporte, los efectos de las ondas electromagnéticas, el ultrasonido con fines terapéuticos y tanto el modelado como el control de sistemas biónicos.

El Departamento está conformado por 45 investigadores, de los cuales 91 por ciento son miembros del Sistema Nacional de Investigadores, distinción otorgada por la calidad y prestigio de sus contribuciones científicas; mientras que su matrícula estudiantil la constituye 100 estudiantes de Maestría y 60 de Doctorado, de los cuales, algunos han realizado colaboraciones en instituciones extranjeras. Asimismo, un número importante de egresados trabaja en la industria eléctrica, electrónica, energética, biomédica, comunicaciones, automotriz y aeronáutica, diseño, entre otras.

Hasta la fecha, Ingeniería Eléctrica cuenta con tres mil 500 artículos de investigación publicados en revistas de prestigio nacional e internacional y su equipo de trabajo ha realizado más de 40 proyectos en diversas instituciones, entre las que figuran Petróleos Mexicanos, las Secretarías de la Defensa Nacional, de Marina y de Turismo, con los que ha logrado consolidarse como modelo en la generación de grupos científicos, aportando soluciones a problemas del sector productivo y social del país.

Artículo anterior Destacan el papel de la microbiota en la salud de adultos y recién nacidos
Siguiente artículo Pionero de la cibernética
Print
365

Theme picker