Publicaciones

Conexión Cinvestav
/ Categorías: Boletin de prensa, Zacatenco, DCTS

Celebra programa de doctorado del Cinvestav 15 años de existencia

Image
América Padilla Viveros, coordinadora del DCTS, durante la inauguración del congreso internacional.

Para analizar y difundir las experiencias de proyectos innovadores enfocados en la arquitectura bioclimática sostenible y resiliente, con base en la implementación tanto de energías renovables como tecnologías de bajo impacto ambiental, se llevó a cabo el Congreso Internacional “Sostenibilidad, Resiliencia y Salud. Proyectos para Mitigar el Cambio Climático y Mejorar el Medio Ambiente y la Calidad de Vida con Equidad Social”.

Este evento se realizó en el marco de las actividades académicas por el decimoquinto aniversario del Programa Transdisciplinario de Doctorado en Desarrollo Científico y Tecnológico para la Sociedad (DCTS) del Cinvestav, en colaboración con el Departamento del Medio Ambiente y el Posgrado en Diseño de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Durante la inauguración del evento, América Padilla Viveros, coordinadora del DCTS, mencionó que cerca de la fecha límite para el cumplimiento de la Agenda 2030, el Informe de Progreso de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas del año 2023, muestra que más del 50 por ciento de estas metas, que incluyen temas relacionados con la pobreza, el hambre y el clima, son endebles e insuficientes, y el 30 por ciento están estancadas o han retrocedido.

En vista de que los ODS son la hoja de ruta acordada para superar las divisiones económicas y geopolíticas, restablecer la confianza y reconstruir la solidaridad. es urgente intensificar los esfuerzos a fin de garantizar que estos objetivos mantengan su rumbo y avancen hacia un futuro sostenible, agregó Padilla Viveros.

Si bien la mayor parte de la energía comercialmente disponible del planeta se consume en las edificaciones, para satisfacer requerimientos de climatización e iluminación, calentamiento de agua y cocción de alimentos, entre otros, estas necesidades pueden ser cubiertas en gran medida por medio de la aplicación de diversos sistemas e integración de tecnologías.

Es así que los ejes de las presentaciones y actividades del congreso se basaron en arquitectura bioclimática sostenible y resiliente, implementación de energías renovables, tecnologías de bajo impacto ambiental, cambio climático, así como medio ambiente, calidad de vida y salud.

Como parte de las actividades se realizó el panel de discusión, titulado "Apropiación Social del Conocimiento y Sostenibilidad”, en el cual tres estudiantes del Programa DCTS hablaron de sus investigaciones.

El mensaje principal del panel, moderado por Cecilia Bañuelos Barrón, una de las coordinadoras del congreso e investigadora del DCTS, fue que la apropiación social del conocimiento resulta clave para que los avances científicos y tecnológicos afronten favorablemente los desafíos vigentes en México, entre ellos, la gestión integral del agua, el aprovechamiento de residuos en contextos de bioeconomía circular y los cambios en el uso de los suelos.

Image
Mariana Pérez, Atzin Calvillo y Paulina Gamallo, durante su participación en el panel “Apropiación Social del Conocimiento y Sostenibilidad”.

Los trabajos presentados fueron “Bioeconomía circular aplicada a la cadena de valor de café en comunidades productoras de México. Caso de estudio: Productores Orgánicos del Tacaná”, “Saberes y prácticas tradicionales en el cambio y uso de suelo y sus relaciones con la sostenibilidad” y “Modelo Alternativo de gestión integral comunitaria del agua potable para promover la justicia hídrica en localidades conurbadas de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México”.

El distintivo de los tres proyectos es la aproximación en campo realizada por las y los estudiantes con diversas comunidades, además entre los hallazgos de estos trabajos está que los flujos de conocimiento y comunicación son necesarios para entablar diálogos eficientes y detonar soluciones participativas capaces de confluir en alternativas de mitigación.

Además del programa académico, conformado por 10 conferencias, se contó con una actividad práctica, a manera de taller, sobre la elaboración de adobes. También se presentó una exhibición de obras artísticas basadas en arcilla y otros materiales sostenibles.

El DCTS fue fundado en 2009, a la fecha cuenta con 73 graduados (33 mujeres y 40 hombres), para el periodo 2018-2022 se han publicado 56 artículos, incluyendo revistas nacionales e internacionales.

Respecto de los 15 años del DCTS, Padilla Viveros, resaltó que este programa se ha convertido en un espacio de diálogo e interacción entre investigadores e investigadoras con estudiantes de ingeniería, de ciencias exactas, humanidades, naturales y sociales con su distintivo enfoque transdisciplinario.

Artículo anterior Nuevas investigaciones sobre el sueño y las neuronas
Siguiente artículo Cinvestav, un elemento clave en la competitividad regional
Print
217