Publicaciones

Conexión Cinvestav

Científica reconocida a nivel internacional visitó el Cinvestav

Image

Evangelina Nogales de la Morena, adscrita a la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos), quien se ha dedicado a estudiar los componentes celulares para identificar su forma, sus propiedades, cómo se mueven e interactúan unos con otros, visitó el Cinvestav con el fin de presentar su trabajo científico y animar a las y los estudiantes a continuar en el camino de la ciencia.

Contar con información sobre la estructura detallada de los componentes celulares permite entender mejor diversas enfermedades, así como diseñar fármacos, que son pequeñas moléculas capaces de unirse a huecos o cavidades de una proteína, por ejemplo, y cambiar su funcionamiento; esto es el principio de terapias para el tratamiento de enfermedades como el cáncer, explicó Eva Nogales, como es conocida.

Durante su visita, en el marco de los eventos para celebrar el 50 aniversario del Departamento de Biología Celular del Cinvestav, la científica española ofreció tres conferencias en las que presentó varias de las contribuciones por las cuales ha sido reconocida internacionalmente, una de ellas es la obtención de la estructura de la proteína llamada tubulina y del polímero que forma mediante autoensamblaje.

Esto es de relevancia en varios procesos biológicos, en particular en la división celular, además la tubulina es una proteína blanco para tratamientos anticancerígenos como el de taxol.

Con la visualización de la tubulina, a través de técnicas como la microscopía electrónica y el tratamiento computacional de imágenes, fue posible identificar cómo el taxol se une a los microtúbulos que forma la proteína y contribuye a alterar su actividad, promoviendo con ello los efectos contra la proliferación de las células cancerosas.

Las otras dos ponencias se enfocaron en el proceso de la transcripción regulada de genes, el cual requiere del ensamblaje de una compleja máquina molecular, y que es uno de los temas en el cual la investigadora trabaja en su laboratorio.

“Estamos estudiando complejos proteínicos de gran tamaño que contribuyen a la regulación de la expresión del genoma a partir de la modificación química de histonas, unas proteínas que pueden ser modificadas químicamente para hacer accesible o no al ADN y de esta manera regular qué genes son leídos”, dijo Eva Nogales.

Este aspecto, en el que el ADN puede o no ser leído, es relevante en procesos como el de diferenciación celular y permite la existencia de diversos tipos de células (de hígado, de pulmón, de piel, etc.) aunque todas tengan el mismo genoma, agregó.

Image

Si bien Eva Nogales, por el momento, no ha establecido colaboraciones científicas con investigadores o investigadoras del Cinvestav, durante su visita conoció gente que trabaja en algunos de los factores de transcripción de su interés, de manera que haber establecido este contacto puede ser importante para establecer proyectos conjuntos a futuro.

En cuanto al mensaje que espera haber transmitido a quienes asistieron a sus charlas, se refirió a la pasión por la ciencia y el interés de entender la naturaleza, en particular los procesos biológicos a nivel celular y de moléculas individuales.

“Dedicarse a la ciencia es una profesión que permite aprender de manera continua, en la cual es posible rodearse de gente con nueva energía e ideas. Aunque es un camino complicado, porque en ocasiones los experimentos no funcionan, por ejemplo, parte del reto es seguir empujando las fronteras del conocimiento humano y contribuir en diversos aspectos, uno de ellos es la salud de las personas”, mencionó la biofísica española.

Finalmente, la investigadora aprovechó su visita para hablar del programa Pew Latin American Fellows en Ciencias Biomédicas, de Estados Unidos, este brinda apoyo a jóvenes científicos para que reciban capacitación postdoctoral; así como la oportunidad de promover el intercambio y la colaboración entre investigadores e investigadoras de Estados Unidos y América Latina.

Eva Nogales estudió la licenciatura en Ciencias físicas por la Universidad Autónoma de Madrid, obtuvo el doctorado en la Universidad de Keele (Reino Unido) y ha recibido distintos reconocimientos, entre ellos ser elegida miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, la Medalla Grimwade de Bioquímica y recientemente, en 2023, el Premio Shaw a las Ciencias de la Vida y Medicina, conocido como el Premio Nobel Oriental.

Artículo anterior Aumento del dengue en México
Siguiente artículo ¿Por qué continuar tus estudios en Cinvestav Sede Sur?
Print
178