Publicaciones

Conexión Cinvestav

Cinvestav rinde homenaje a Pedro Joseph Nathan: referente de la química en México

Image
Familiares, amigos y colegas en el homenaje a Joseph Nathan

El 4 de septiembre de 2022 el Cinvestav y la comunidad científica nacional perdieron a un hombre de ciencia, un apasionado de la química que durante 56 años desarrolló dentro de la institución una fructífera carrera dedicada a la ciencia, cuya obra perdurará en el tiempo.

A dos meses de esta pérdida, el Departamento de Química del Cinvestav realizó un homenaje a Pedro Joseph Nathan, Investigador Emérito, en el que participó su esposa María del Pilar González, su hija, Mónica Joseph González, así como otros familiares, amigos y colegas que honraron su memoria compartiendo las experiencias de colaborar con él.

Martha Sonia Morales Ríos, investigadora del Departamento y amiga cercana, recordó cómo aquel hombre con voz fuerte y clara, extraordinariamente creativo, se ganó el respeto de los colegas, no solo por la relevancia de sus trabajos en torno a la química de productos naturales y en la elucidación de estructuras orgánicas complejas, sino por su personalidad incontenible.

Image
Gabriel López Castro

En su participación, Gabriel López Castro, secretario Académico del Cinvestav, señaló la forma en la que varios recordarán a Joseph Nathan, caminando por los pasillos del Cinvestav, de una forma seria, con gesto adusto, lo que quizá aprendió en la Academia Militarizada Ignacio Zaragoza, en Puebla, lugar en el que realizó sus estudios básicos y de preparatoria, donde tuvo la oportunidad de reforzar su interés científico.

Además, López Castro comentó que tras haber dedicado años de servicio a la investigación, Joseph Nathan fue pionero en introducir al Centro temáticas y técnicas como la aplicación de la resonancia magnética nuclear, absorción en el infrarrojo, dicroísmo circular vibracional y desarrollar, reparar o construir aparatos, con el fin de sentar las bases que ayudaron al desarrollo de la institución.

En este sentido y haciendo referencia a la personalidad propositiva, Óscar Rodolfo Suárez Castillo, director de laboratorios de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y graduado de doctorado del Departamento de Química del Cinvestav, recordó cuando vio a Joseph Nathan con la camisa arremangada instalando él mismo un dispositivo, mientras le contaba cómo adquiría helio de otro país para ocuparlo en el mantenimiento de distintos equipos.

Image
Óscar Rodolfo Suárez Castillo

Sin duda la formación de recursos humanos de alta calidad fue uno de sus más importantes legados, pues dirigió la tesis de 30 graduados de maestría y 20 de doctorado, todos ellos ocupan puestos en la industria y en diversas universidades nacionales e internacionales.

Ejemplo de este legado es Nury Pérez Hernández, otra de las personas allegadas, que actualmente labora en la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del Instituto Politécnico Nacional, donde pone en práctica y desarrolla nuevo conocimiento a partir de lo aprendido con Joseph Nathan, en torno a la huella digital de las moléculas naturales (compuestos que inspiraron al Investigador Emérito a dedicar su producción científica) mediante la técnica de resonancia magnética nuclear que él introdujo al Cinvestav.

Image
Nury Pérez Hernández

El también miembro del Sistema Nacional de Investigadores, nivel III, impartió cátedras y conferencias académicas en 32 países, entre ellos Ecuador, Argentina, Perú, España y Chile, donde forjó lazos tanto de trabajo como de amistad. Uno de ellos fue Víctor Fajardo Morales, ex rector en la Universidad de Magallanes, en Chile, quien le entregó un Doctorado Honoris Causa el 30 de noviembre de 2011.

“Yo fui muy afortunado de haber compartido por décadas, su desinteresado apoyo al trabajo, reflejado en diversas direcciones: eventos, reuniones y clases magistrales. Y él fue un maestro que sembró múltiples semillas las cuales germinaron, crecieron y fructificaron, produciendo un impacto multiplicador”, reconoció Víctor Fajardo.

Todos los participantes coincidieron en que Pedro Joseph Nathan fue y será una influencia inconmensurable para aquel que se refiera a la química, pues formó escuela que perdurará con el tiempo y buscará trascender, para darle continuidad y honrar el trabajo del emérito del Cinvestav.

Artículo anterior ¿Diabetes y plástico?
Siguiente artículo Uso de hidrogeles adicionados con nanopartículas de nabo obtiene el Premio Bionano 2022
Print
541

Theme picker