Publicaciones

Conexión Cinvestav
/ Categorías: Boletin de prensa

Con realidad aumentada, creativos pueden colaborar fácilmente

Image

Los lugares de trabajo con paredes y puertas se han transformado de a poco en sitios sin barreras, sobre todo en empresas dedicadas a contenidos creativos que requieren de un ambiente ampliamente colaborativo. Incluso, los nuevos emprendimientos, sobre todo los del sector tecnológico (aplicaciones o videojuegos), muchas veces son desarrollados en cafeterías o restaurantes.

En ese nicho fue pensada una tecnología colaborativa desarrollada en el Departamento de Computación del Cinvestav, la cual a partir de realidad aumentada pretende facilitar la tarea de diseño para desarrolladores de videojuegos, aplicaciones o tecnologías educativas.

De acuerdo con Sonia G. Mendoza Chapa, quien encabeza este proyecto, se trata de un sistema colaborativo para la generación de bosquejos o paisajes en 3D que pueden emplearse en videojuegos o aplicaciones de teléfonos inteligentes, en el que pueden participar hasta cuatro personas al mismo tiempo (aunque el sistema no impone limitaciones técnicas en este sentido), con la ventaja de que las herramientas son solo dispositivos móviles (smartphones o tabletas) con sistemas operativos Android o IOS (Apple).

Este proyecto, publicado recientemente en la revista científica Sensors, converge el área de Trabajo Colaborativo Asistido por Computadora con el de la Realidad Aumentada, para permitir que los desarrolladores de algún gráfico virtual pudieran trabajarlo de manera conjunta con dispositivos móviles de gama media.

“Muchas veces los desarrolladores tienen ideas para mejorar un producto o iniciar uno nuevo mientras platican con sus colegas y, al no tener su computadora cerca, trazan sus diseños en un pedazo de papel. Pues con esta plataforma pueden trabajar un boceto en conjunto con sus colaboradores en su smartphone y después llevarlo a un equipo de cómputo más robusto a fin de continuar con los detalles de paisaje virtual”, explicó la investigadora del Cinvestav.

Esta plataforma requiere solo de la cámara del dispositivo para que registre un marcador (una figura precargada en el sistema) que puede estar impreso en un papel; una persona inicia la sesión en la aplicación e invita a otros colaboradores, quienes podrán modelar el paisaje virtual conjuntamente y, una vez que terminen la sesión, el trabajo resultante se guarda para poder concluirlo en programas más sofisticados de computadora.

Si bien la aplicación está ideada para personas que se dediquen al modelado virtual, también puede ser empleada por principiantes, estudiantes o aficionados, ya que además de no necesitar dispositivos especializados, su operación es sencilla, al requerir de pocas operaciones para poder realizar un objeto 3D.

Esta facilidad de uso no es casualidad, pues para el desarrollo de esta aplicación también se realizó investigación en el área de Interacción Humano-Computadora, es decir, se buscó que las herramientas fueran intuitivas y ofrecieran flexibilidad para ser aprovechadas tanto por novatos como por expertos.

“La edición de los objetos 3D por lo general es trabajada en grupos pequeños y por ello diseñamos la aplicación para un máximo de cuatro usuarios, a fin de colaborar cómodamente a través de la pantalla de su dispositivo móvil, pero el sistema técnicamente puede aceptar grupos más grandes.

Además, para evitar que fuera pesada, evitamos involucrar aspectos de comunicación, como un chat, ya que todas las actividades de coordinación se platican cara a cara, pero cada una de las personas puede ver los avances que su compañero realice en su propio dispositivo”, añadió Mendoza Chapa.

De acuerdo con la investigadora del Cinvestav, actualmente existen aplicaciones de trabajo colaborativo que emplean realidad aumentada, pero ninguna de ellas está enfocada al desarrollo de modelado 3D, por lo que espera desarrollar una nueva versión con sus estudiantes para poder compartirla al público general.

Artículo anterior Toxoplasmosis
Siguiente artículo Investigador del Cinvestav participó en estudio internacional de evolución urbana
Print
333

Theme picker