Publicaciones

Conexión Cinvestav
/ Categorías: Boletin de prensa

Emplean cempasúchil para proponer tratamientos contra cáncer de colon

Image

El cempasúchil (Tagetes erecta) es uno de los elementos fundamentales en las ofrendas que se colocan en casas, templos y explanadas durante la temporada de Día de Muertos en el país, principalmente en la zona central y sur del territorio nacional. Para satisfacer la alta demanda, cada año se producen alrededor de 21 mil toneladas de manojos de esta flor y dos millones de plantas.

Sin embargo, debido a las restricciones de movilidad y congregaciones que forzó la pandemia por covid-19 durante 2020, un gran porcentaje de la producción de cempasúchil no pudo emplearse, ocasionando mermas económicas entre los productores.

Esa situación llevó a un grupo de investigación, encabezado por Alejandro Manzano Ramírez, adscrito al Cinvestav Unidad Querétaro, en colaboración con Flavia Loarca y Sandra Olimpia, ambas del posgrado de alimentos de la Universidad Autónoma de Querétaro, a buscar una alternativa para el uso de esta flor endémica de México, sobre todo por el incremento en años recientes de su producción.

De acuerdo con la Karen Magaly Soto Martínez, posdoctorante del Cinvestav y parte del grupo de investigación, cada año existe gran desperdicio de cempasúchil después de la temporada de Día de Muertos, de modo que se plantearon analizar los compuestos que tiene esta flor para idear alguna forma de aprovecharlos.

Fue así como decidieron emplear los compuestos fenólicos y carotenoides del cempasúchil para sintetizar nanopartículas de oro que pueden ser empleadas en tratamientos contra el cáncer de colon; una investigación previamente trabajada el grupo de Alejandro Manzano Ramírez.

El efecto que buscaron al adicionar las sustancias del cempasúchil es brindar a las nanopartículas de oro mejores efectos citotóxicos contra las células cancerosas; al tiempo que los compuestos de la flor ayudaron a la estabilización de las partículas al proporcionarles electrones.

Una vez recolectadas las flores de cempasúchil, se llevan a un proceso de secado por el sol, posteriormente son molidas y se extraen los compuestos fenólicos con ayuda de solventes como etanol y agua, para posteriormente utilizarlas como agentes reductores en la síntesis de las partículas de oro.

La posdoctorante del Cinvestav explicó que los compuestos fenólicos son sustancias presentes en plantas y frutas, con características que ayudan a combatir enfermedades o plagas, estas sustancias, al aplicarse en tratamientos médicos, también ayudan a reducir los radicales libres formados al interior del organismo en edades adultas.

Cabe mencionar que los radicales libres están relacionados con daños a nivel celular propios del envejecimiento. En este sentido, los compuestos fenólicos al presentar alta capacidad antioxidante, son de mucha utilidad en el desarrollo de propuestas como la síntesis de nanopartículas de oro para el tratamiento de cáncer.

De hecho, los investigadores del Cinvestav no solo emplean al cempasúchil como fuente de compuestos fenólicos en la síntesis de nanopartículas orientadas a tratamientos médicos, sino también otras plantas de uso común en México, como el gordolobo (Verbascum thapsus) y algunos residuos de la industria vinícola.

De esta manera, al tiempo que buscan contribuir con soluciones médicas para un problema importante de salud, como es el cáncer de colon; los investigadores de Cinvestav también ofrecen alternativas a los productores del campo nacional.

Artículo anterior ¿Qué son las bacterias?
Siguiente artículo Uso alternativo del cempasúchil
Print
1120

Theme picker