Publicaciones

Conexión Cinvestav
/ Categorías: Boletin de prensa

Exploran vínculo entre lesiones cervicales y virus del papiloma humano

Image

La literatura médica y científica ha demostrado que algunos tipos del Virus del Papiloma Humano (VPH) ocasionan lesiones cervicales precancerosas y cáncer en el cuello uterino, el tercero en nivel de prevalencia entre las mujeres mexicanas y cuarto más frecuente a nivel mundial.

No obstante, el papel que desempeña la coinfección con diversos tipos del virus -del que existen más de 200 variedades, entre 12 y 15 de ellas de alta peligrosidad- en el desarrollo de esas lesiones y el cáncer mismo aún no ha sido completamente esclarecido.

Ante ello, un estudio reciente efectuado por científicos del Departamento de Infectómica y Patogénesis Molecular del Cinvestav ha aportado nuevas claves que ayudarán a entender mejor dicha conexión.

En el estudio, publicado en la revista especializada BioMed Research International, el equipo de investigadores analizó 55 muestras de tejido con lesiones obtenido de pacientes mexicanas en dos instituciones públicas (el Centro Médico Nacional La Raza del IMSS y el Hospital Juárez de la Secretaría de Salud) para determinar las tasas de coinfección por VPH.

El grupo, en el que tomaron parte Mario Alberto Rodríguez y Juan Ramón Padilla Mendoza, encontró que poco más del 87 por ciento de las muestras con lesiones (48 de las 55) presentaba infección por VPH y alrededor de 70 por ciento de las muestras infectadas (34 de las 48) tenían coinfección con varios tipos del virus.

Mario Alberto Rodríguez se inclina a suponer, con base en los resultados de este estudio, que probablemente exista primero una infección por VPH de bajo peligro y esta situación favorece la infección con otras variedades de mayor riesgo, que son las que claramente están asociadas con cáncer cervical.

Pero esta hipótesis deberá someterse a prueba con nuevas investigaciones donde se recopile una mayor cantidad de muestras de tejido.

Los científicos también evaluaron en 25 de sus muestras -adyacentes a las lesiones cancerosas y precancerosas, pero que no presentaban cambios morfológicos- una posible infección por VPH. Encontraron que el 80 por ciento de ellas (20 de las 25) dieron positivo al mismo.

Todas corresponden a la variedad 16 de este virus que, junto con la 18, figura entre las más comunes a nivel mundial.

“Hay dos tipos de Virus de Papiloma Humano: los de alto riesgo, que están muy asociados con el cáncer cervical, y los de bajo riesgo, que generalmente no causan este problema. Así que nuestro objetivo fue observar si en una misma persona (con lesiones cervicales) están presentes más de un tipo de virus y si en esa coinfección hay sólo virus de alto riesgo o una mezcla entre los de bajo y alto riesgo”, explicó Mario Alberto Rodríguez.

El especialista del Departamento de Infectómica y Patogénesis Molecular del Cinvestav admitió que aún existe controversia científica al respecto, y que los escasos artículos especializados publicados sobre este tema se enfocan en otras poblaciones. Por ello decidieron emprender su estudio a partir de muestras de pacientes mexicanas.

Los autores de la investigación efectuaron detallados análisis estadísticos y genéticos de las muestras -55 de zonas con lesión y 25 adyacentes- obtenidas mediante colposcopías hechas a pacientes con una edad media de 42.5 años. Encontraron virus de alta y baja peligrosidad. Los genotipos más frecuentes fueron el VPH 16, el 31, el 51 y el 18.

Los resultados de este trabajo -codirigido por Mario Alberto Rodríguez e Israel López Reyes, académico de la Unidad Cuautepec de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México- aportan valiosa información que podría aprovecharse a nivel clínico para favorecer una mejor atención a las pacientes con esta clase de riesgos.

“Nuestros datos demuestran la incidencia de múltiples tipos de VPH en los diferentes grados de lesión cervical. Esta información puede ayudar al desarrollo de mejores estrategias clínicas contra este tipo de lesiones ocasionadas por coinfecciones debidas al papilomavirus, así como a la búsqueda de tratamientos más eficaces”, detallaron los científicos en el artículo referido.

Artículo anterior Estudian planta domesticada por los mayas para entender la diversificación de especies
Siguiente artículo Relatividad general
Print
674

Theme picker