Publicaciones

Conexión Cinvestav
/ Categorías: Boletin de prensa

Fallece impulsor de la biotecnología y la bioingeniería en México

Image

Por su experiencia en el uso de microorganismos para el desarrollo de tecnología y su aplicación en diversos campos, Fernando José Esparza García fue llamado por Carlos Casas Campillo, pionero en la investigación biotecnológica, para formar parte del grupo de investigación que fundó el Departamento de Biotecnología y Bioingeniería del Cinvestav. Esparza García falleció en Ciudad de México dejando un importante legado en el estudio de procesos biológicos para la biorremediación de suelos, la formación de recursos humanos y la generación de conocimiento.  

Esparza García nació en agosto de 1934 en la ciudad de Querétaro, su vida académica inició en 1960 cuando se graduó como químico bacteriólogo y parasitólogo en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional; tiempo más tarde obtuvo el grado de doctor en ciencias biológicas, con la especialidad de microbiología en la misma institución educativa.

Durante un tiempo realizó trabajos de investigación sobre transformaciones microbianas de esteroides y biosíntesis de productos esteroidales de aplicación farmacológica en el Centro de Investigación de Syntex.

Desde su incorporación al Cinvestav, su objetivo fue desarrollar diversas aplicaciones biotecnológicas para fomentar procesos de fermentación en suelos y en usos industriales. Además impulsó la biotecnología alimentaria, pero se concentró más en el estudio de microorganismos del suelo con el propósito de mejorar permanentemente la capacidad biológica de la flora terrestre y hacerla apta para el cultivo.

Una de las frases que más empleaba para destacar a la biotecnología era que su importancia radica en su capacidad para el mantenimiento de la vida, en la producción de alimentos y en el desarrollo fármacos biológicos útiles en la atención de diversas enfermedades. De allí que su vida científica la dedicara a la generación de proteínas de origen microbiano.

Consideraba que la biotecnología es una disciplina dirigida fundamentalmente al beneficio social, porque soluciona problemas alimentarios o de salud con sus propuestas de vacunas, tratamientos específicos para la atención de múltiples padecimientos.

En sus más de 40 años de trabajo científico, Fernando José Esparza García tuvo diversas responsabilidades y reconocimientos: fue jefe del Departamento de Biotecnología y Bioingeniería del Cinvestav durante dos periodos, también coordinó la línea Ambiental del mismo Departamento.

Además, fue miembro de la Academia Mexicana de Ciencias, de la Comisión de Honor de la Sociedad Mexicana de Biotecnología y Bioingeniería y formaba parte del Sistema Nacional de Investigadores con el nivel tres.

Fue un prolífico formador de recursos humanos y dirigió las tesis de casi 40 estudiantes de doctorado, maestría y licenciatura, entre sus graduados destacan Héctor Poggi Varaldo, Refugio Rodríguez Vázquez y Rosa Olivia Cañizares Villanueva, entre otros, quienes actualmente se desempeñan como investigadores del Cinvestav y mantienen las líneas de investigación que trabajaron con su mentor.

Su legado científico se registra en cientos de artículos de investigación en revistas internacionales, diversos libros, participación en congresos y trabajos de divulgación. Al momento de su deceso Fernando José esparza García continuaba trabajando en su línea de investigación que le apasionó toda la vida: la ecología microbiana en el área de biotecnología ambiental.

Artículo anterior Las aportaciones científicas de los laureados con el Nobel 2021
Siguiente artículo Cinvestav líder en posgrados competentes a nivel internacional
Print
4840

Theme picker