Publicaciones

Conexión Cinvestav

Fomenta Cinvestav uso de tecnología de frontera para investigación biomédica

Image
Asistentes al Simposio

Durante la pandemia por covid-19, las tecnologías empleadas por científicos de todo el mundo ayudaron a conocer el virus causante de la enfermedad y desarrollar estrategias para combatirlo, todo en un periodo tan breve que pudieron a salvar millones de vidas a nivel mundial.

Una de esas herramientas fueron los cultivos tridimensionales, los cuales favorecieron el estudio certero de las alteraciones causadas por la infección dentro del organismo humano. A pesar de su importancia para la ciencia, este tipo de modelos es poco empleado en México debido a los altos costos de los materiales.

Esa fue una de las razones por la que el Cinvestav decidió organizar el Primer Simposio de Cultivos Tridimensionales e Ingeniería de Cultivos Biomédicos como Herramientas de Investigación de Frontera en México, el cual se lleva a cabo del 25 al 27 de septiembre en la sede principal del Centro, ubicado al norte de Ciudad de México.

Estos cultivos tridimensionales se obtienen a partir de células madre y son empleados principalmente en la investigación biomédica, con el objetivo de reproducir en los laboratorios las condiciones, incluso de complejidad estructural y la funcionalidad, de los tejidos humanos.

“Una de las tendencias internacionales durante los últimos 15 años es reemplazar los modelos de cultivos celulares por los tridimensionales, pues representan con mayor fidelidad la complejidad, integridad, funcionalidad y otras características de los tejidos humanos; y es necesario que el país cuente con este tipo de herramientas”, mencionó Karla Berenice Acosta Virgen, posdoctorante del Cinvestav y una de las organizadoras del Simposio.

Por su parte, Martha Espinosa Cantellano, investigadora del Departamento de Infectómica y Patogénesis Molecular del Cinvestav y otra de las organizadoras, hizo mención a la ventaja del uso de estos materiales en la investigación, al contar con la genética humana, a diferencia de modelos animales o unicelulares, de tal manera que las y los científicos puedan estudiar, analizar y sacar conclusiones más sólidas acerca de los padecimientos analizados.

Image
Autoridades del Cinvestav y organizadoras del evento

La también Secretaria de Planeación del Cinvestav mencionó que una de las intenciones de realizar este encuentro es conocer a otros grupos de investigación nacionales interesados en el tema o que estén trabajando con instituciones extranjeras, a fin de establecer una amplia red de colaboración y potencializar las capacidades nacionales en esta clase de desarrollos. “Esperamos hacer más simposios de este tema y que el Centro sea la institución líder en este tipo de reuniones para crear sinergias”, expresó.

En ese sentido, Acosta Virgen se dijo sorprendida de la convocatoria alcanzada en este Primer Simposio, donde esperan al menos 150 participantes al día, todos y todas pertenecientes a grupos que trabajan de manera aislada o tienen interés en el tema. “Con este evento buscamos establecer conexiones entre laboratorios para poder hacer más asequibles estos modelos y sean más instituciones las involucradas en desarrollarlos en el país”, indicó.

Al Primer Simposio de Cultivos Tridimensionales e Ingeniería de Cultivos Biomédicos como Herramientas de Investigación de Frontera en México acudirán ponentes internacionales de la Universidad de Michigan y de Merck Alemania; así como especialistas de la UNAM, UAM, Tecnológico de Monterrey y los Institutos Nacionales de Salud, entre otras instituciones.

Además, se impartirá una master class a 25 estudiantes de diversas instituciones nacionales, a fin de dar a conocer las técnicas del desarrollo de cultivos tridimensionales. Cabe mencionar que el evento contó con el apoyo del Cinvestav, Conahcyt y Merck México para su realización.

Artículo anterior Ciencia de frontera
Siguiente artículo Energía oscura, un fenómeno enigmático
Print
1077