Publicaciones

Generan nuevos materiales para mejorar electrocardiogramas
Conexión Cinvestav
/ Categorías: Boletin de prensa

Generan nuevos materiales para mejorar electrocardiogramas

La sensación álgida y rígida del material metálico con el que están hechos los electrodos, empleados generalmente para la medición en electroencefalogramas o electrocardiogramas, es una experiencia poco placentera para una persona que acude a realizarse ese tipo de estudios médicos. Pero la preparación por parte de los técnicos encargados de colocarlos tampoco resulta tan fácil, debido a que deben asegurarse de la adecuada conexión para que la medición sea precisa.

Esos antecedentes fueron una motivación para que un grupo de investigación del Cinvestav, encabezado por Ernesto Suaste Gómez, desarrollara una eficaz alternativa para los electrodos empleados en electrocardiogramas (medición cardiáca), electroencefalogramas (medición cerebral) y electromiograma (medición del músculo).

Para ello emplearon una combinación de polímeros a partir del PVC y Polipirrol, los cuales se muelen y mezclan a fin de incorporarles el cable conector que envía las señales eléctricas al aparato medidor de señales, con lo que se evita la necesidad de conectar cables a los electrodos, de esa forma se mejorar la certeza de las señales generadas.

El material conductor es un polímero llamado Polipirrol, al cual se realiza un proceso químico de disolución, después se aplica una técnica llamada sonicación (emplear ultrasonido) y se mezcla con un aglutinante y otro polímero (PVC) que brinda propiedades más flexibles, una vez obtenida la mezcla final se coloca el cable conector hacia el artefacto medidor de señales y se vacía en moldes para obtener el electrodo.

Durante las pruebas hechas por el grupo de investigación se demostró que los electrodos desarrollados registraban de forma similar las señales electrofisiológicas del cuerpo que las opciones comerciales.

“Hemos mejorado la respuesta en frecuencia, la conductividad del material y la disminución de ruido. Si se compara electrodos convencionales tenemos disminución de ruido (interferencia) muy importante, lo que facilita el manejo de la señal en la parte electrónica, se ve mejor el registro eléctrico que dan las señales del cuerpo y en consecuencia el diagnóstico es más certero”, señaló Suaste Gómez.

Sin embargo, es en la manufactura donde se encuentra la mayor ventaja de los electrodos desarrollados por el Cinvestav ya que, al tratarse de una mezcla de polímeros para obtener electrodos, resulta más fácil inyectar el material en moldes para hacer electrodos y eso evita trabajar con materiales, como maquinarlos, laminados y troquelarlos, como ocurre con las opciones metálicas.

Además, al estar hechos con plástico, el mismo cable eléctrico de conexión queda embebido en la resina, mientras que en las opciones comerciales es necesario soldarlos o ponerle una pinza que a veces crea falso contacto, impactando en la calidad de diagnóstico.

A partir de este desarrollo y la investigación realizada en torno a éste, se graduó una estudiante de la Sección de Bioelectrónica del Departamento de Ingeniería Eléctrica del Cinvestav, y se ha mantenido otra línea de investigación en torno a estos materiales.

Además, se realizó una solicitud de patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, ya que a decir de Ernesto Suaste Gómez, de esa manera se pueden generar recursos a partir de la investigación aplicada, como es la que desarrolla su grupo de investigación.

Artículo anterior El Universo Invisible
Siguiente artículo Ventana al cerebro
Print
334

Theme picker