Publicaciones

Conexión Cinvestav

Más de tres décadas de contribuir a los estudios genómicos

Image
Instalaciones del Laboratorio de Servicios Genómicos (LabSerGen), de la Unidad de Genómica Avanzada del Cinvestav (UGA-Langebio).

El Laboratorio de Servicios Genómicos (LabSerGen), de la Unidad de Genómica Avanzada del Cinvestav (UGA-Langebio), ha sido fundamental en proyectos para conocer la información genética del maíz, frijol, aguacate, agave tequilero y vainilla mexicana, entre otros. Además, ha jugado un papel crucial en el estudio e identificación de las variantes del virus causante del covid-19 en México.

La historia de LabSerGen se remonta a 1989, cuando el Departamento de Ingeniería Genética del Cinvestav Irapuato inició con el proyecto para la instalación del entonces Laboratorio de Química de ADN, cuya misión era ofrecer servicios de síntesis de oligonucleótidos (fragmentos cortos de ácido nucleico) y secuenciación de material genético, que se llevaba a cabo de forma manual.

Luis Herrera Estrella, investigador de la UGA-Langebio y uno de los fundadores de LabSerGen, recordó que se fueron adquiriendo algunos equipos semiautomáticos, el primero de ellos comenzó a utilizarse en 1996, lo cual posibilitó dar apoyo a diferentes áreas de la Unidad Irapuato.

Entonces, se planteó la idea de implementar un servicio que pudiera ser extensivo al resto del Cinvestav; así, con apoyo del Banco Mundial, fue posible comenzar con el proyecto “Genes de Maíz” y poner en funcionamiento el primer secuenciador capilar.

De acuerdo con Luis Herrera, al ser México un país con una gran diversidad biológica, entre ella plantas originarias y económicamente relevantes, como es el caso del chile, el frijol, el maíz, el agave y el aguacate, era necesario tener la capacidad de realizar secuenciación genómica.

Con esto en mente, en abril de 2004 fue aprobado el proyecto para la creación del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (Langebio), hoy UGA-Langebio.

De esta forma, el Laboratorio de Química de ADN pasó a ser parte del Langebio y renombrado como Laboratorio de Servicios Genómicos (LabSerGen). Desde entonces ha sido parte de proyectos emblemáticos como la elucidación del genoma codificante del maíz palomero (2009) y los genomas del frijol (2016) y el aguacate (2019), entre otros; así como en el análisis de las variantes del virus causante del covid-19 que se han detectado en México, esto como parte del Consorcio Mexicano de Vigilancia Genómica (2021).

Además, a nivel nacional, LabSerGen apoyó en la secuenciación del genoma de la Taenia solium, un parásito causante de enfermedades como teniasis y cisticercosis, así como de bacterias y otros organismos que, si bien se estudiaron en otras instituciones, el trabajo fue realizado y asesorado por el grupo de servicios genómicos del entonces Langebio.

De tal manera que el conocimiento que ha sido generado resulta crucial para entender la evolución de los genomas y cómo utilizar esta información en el mejoramiento de los cultivos o en el cuidado de la salud de la población.

En cuanto a su infraestructura tecnológica, LabSerGen cuenta con secuenciadores de última generación, capilares de alta precisión, termocicladores para PCR en tiempo real, sistemas de impresión y lectura de arreglos de ADN, así como sistemas automatizados para el manejo de líquidos. Esto permite dar servicio a una serie de instituciones, tanto públicas como privadas.

“La importancia de LabSerGen ha trascendido el plano institucional con su participación en proyectos relevantes como el de “Genomas de cultivos mexicanos: papaya, agave, limón mexicano, zarzamora y vainilla” (2022) y permitido apoyar al sector productivo en sus requerimientos”, señaló Alfredo Herrera Estrella, actual responsable del laboratorio.

Entre los servicios ofrecidos por el LabSerGen figuran la secuenciación capilar, la secuenciación de genomas completos, el genotipado basado en secuenciación, el análisis de poblaciones mediante arreglos de ADN, la identificación de hongos y bacterias, la extracción de material genético, el análisis bioinformático y microarreglos.

A 35 años de los inicios de LabSerGen, Alfredo Herrera resaltó el compromiso de mantenerse a la vanguardia tecnológica y brindar servicios de excelencia a fin de impulsar la investigación genómica y continuar como líderes en esta área, contribuyendo al avance científico en México y el mundo.

Artículo anterior Una mirada al Cinvestav Guadalajara
Siguiente artículo 35 años a la vanguardia de los servicios genómicos
Print
198