Publicaciones

Conexión Cinvestav
/ Categorías: Boletin de prensa

Necesario continuar con los estudios de combinación de vacunas contra covid-19: expertos

Image

La mayoría de las vacunas contra covid-19 que han sido aprobadas para su uso de emergencia utilizan dos dosis: una principal seguida de una de refuerzo semanas después, pero frente al desabasto de alguna de las formulaciones o debido a las restricciones adoptadas tras ciertos efectos adversos, en varios países se ha implementado la inmunización combinada.

Sin embargo, hasta el momento solo hay datos publicados acerca de la viabilidad y la seguridad de aplicar una dosis de la vacuna de Oxford/AstraZeneca y otra de Pfizer/BioNTech, según refiere un artículo de la revista médica The Lancet.

Por lo cual no es recomendable recurrir a la mezcla de vacunas de manera generalizada, señaló Rosa María del Ángel, adscrita al Departamento de Infectómica y Patogénesis Molecular del Cinvestav.

De acuerdo con la investigadora esta es la primera vez que se utilizan estrategias de inmunización combinada, ya que suele haber un grupo de vacunas contra una enfermedad, las cuales se aplican años después y no en un corto tiempo, como está ocurriendo durante la actual pandemia.

El estudio Com-COV, dirigido por la Universidad de Oxford, en Reino Unido, consistió en evaluar cómo responde el sistema inmunológico de las personas cuando la segunda dosis es diferente a la primera, para ello los investigadores se enfocaron en las vacunas contra covid-19 de Oxford/AstraZeneca y Pfizer/BioNTech.

Estas vacunas cuentan con una estrategia diferente para producir la proteína espiga del nuevo coronavirus, pero ambas tienen el fin de preparar al sistema inmune para que pueda combatir al patógeno cuando se enfrente a él de manera natural, previniendo la enfermedad grave por covid-19 y la muerte, explicó la investigadora.

La formulación de Oxford/AstraZeneca se basa en un adenovirus (un virus diferente al coronavirus) modificado genéticamente que entra en las células y produce la proteína espiga. Mientras que con la vacuna de Pfizer/BioNTech dicha proteína es generada a partir de instrucciones genéticas en forma de ARNm (ácido ribonucleico mensajero).

Los resultados obtenidos en el Com-COV respecto de recibir una dosis de Oxford/AstraZeneca y luego una de Pfizer/BioNTech y viceversa, en un intervalo de 28 días, apuntan a una respuesta inmune fuerte. Aunque también se identificó el aumento en la frecuencia de síntomas moderados como dolor de cabeza, fiebre y malestar en general, mismos que fueron de corta duración.

Esta información, mencionó la especialista del Cinvestav, indica que una posible opción de combinación de vacunas contra covid-19 serían las basadas en adenovirus (por ejemplo, Oxford/AstraZeneca, Sputnik V y Cansino) y las que emplean ácidos nucleicos (ADN o ARN) como Pfizer/BioNTech y Moderna, todas estas disponibles en México, pero es necesario seguir investigando otros esquemas.

Lo anterior a fin de que en países con problemas de abastecimiento o en los que se han reportado casos de personas con alguna contraindicación grave a una vacuna específica, tras la primera dosis, puedan completar la inmunización de su población de forma segura.

En cuanto a cómo se realizan los estudios de esquemas de combinación de vacunas, Rosa María del Ángel dijo que se monitorea a los participantes y se determina si presentan síntomas graves o adicionales a los reportados para las vacunas aplicadas.

También se compara la respuesta inmune tanto en quienes recibieron dosis de una misma vacuna como una combinación, esto implica analizar en muestras de sangre la cantidad de anticuerpos capaces de neutralizar la infección y de células T encargadas de eliminar al agente invasor o a las células afectadas; estos parámetros son indicadores del nivel de protección frente al nuevo coronavirus.

Entre los estudios de evaluación de esquemas mixtos de inmunización contra covid-19, que buscan obtener datos sobre su seguridad y eficacia, están los realizados en Argentina con la vacuna Sputnik V y otras formulaciones: Oxford/AstraZeneca, Sinopharm y Moderna, sin resultados adversos hasta el momento y con niveles de anticuerpos similares a la combinación de los dos componentes de Sputnik V.

Además, el Com-COV2, el segundo dirigido por la Universidad de Oxford, incluye las vacunas Oxford/AstraZeneca, Pfizer/BioNTech, Moderna y Novavax; mientras que en el de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos adultos totalmente inmunizados recibirán una dosis adicional de otras vacunas.

Artículo anterior La domesticación afecta su regulación génica
Siguiente artículo Las aportaciones científicas de los laureados con el Nobel 2021
Print
371

Theme picker