Publicaciones

Conexión Cinvestav
/ Categorías: Boletin de prensa

Prevención y educación: acciones prioritarias de CODIGO-C contra la violencia

Image

Con el objetivo de identificar, fortalecer y crear los mecanismos necesarios para lograr una institución libre de violencia y con perspectiva de género, surge la Coordinación de Igualdad y Género de Cinvestav (CODIGO-C) que, a través de cursos, talleres, seminarios, coloquios y diversas actividades de sensibilización y aprendizaje en materia de género, derechos humanos, cultura de paz, no discriminación y no violencia se da a conocer entre la comunidad.

Karla Sandoval Mendoza, quien encabeza la Coordinación, señaló que una de sus tareas primordiales es mejorar la visibilidad de las áreas institucionales encargadas de regular la conducta al interior del Cinvestav, así como mostrar la ruta para presentar sus quejas y dar a conocer quiénes son las personas consejeras en cada una de las unidades, sus funciones y alcances.

Es importante mencionar que CODIGO-C no sustituye las funciones de ninguna de las áreas ya existentes dentro de la institución, como el Comité de Ética y el Órgano Interno de Control, la Subdirección de Recursos Humanos ni la Subdirección de Asuntos Jurídicos, quienes se encargan de velar por el buen comportamiento de la comunidad en todas las instalaciones del Cinvestav; sino que trabajará en coordinación con cada una de ellas para lograr un Centro libre de cualquier tipo de violencia.

CODIGO-C también atiende una gran limitante en relación a la violencia de género al interior del Centro, ya que actualmente, el Protocolo para la Prevención, Atención y Sanción del Hostigamiento y Acoso Sexual de la Secretaría de la Función Pública solo va dirigido a las y los funcionarios públicos que laboran en Cinvestav; es decir, personal de base o estructura.

Para subsanar este vacío, se desarrolla una “Guía de actuación para la aplicación del protocolo en la prevención, atención y sanción del hostigamiento y acoso sexual para el estudiantado” con lineamientos anclados a legislaciones, como la Ley General de Educación Superior. En este sentido, “el Centro será una de las primeras instituciones de educación superior que tendrá un protocolo de atención para el estudiantado”, mencionó Sandoval Mendoza.

También se elabora un plan de trabajo cuyo objetivo principal es transversalizar la perspectiva de género a fin de lograr la implementación y coordinación de acciones que permitan planear, programar y proponer las modificaciones necesarias para reforzar las políticas institucionales del marco normativo vigente en la materia.

El plan atiende las recomendaciones del Diagnóstico Institucional de Género realizado por Data Pop Alliance, asociación civil encargada de elaborar este tipo de estudios, en donde analizaron y detectaron realidades y problemas locales en materia de género, reportadas por las personas que conforman la comunidad.

CODIGO-C también contó con asesoramiento de expertas de instituciones como las universidades Pedagógica Nacional, Iberoamericana y de Guanajuato, así como del Tecnológico de Monterrey y el Instituto Nacional de las Mujeres, las cuales han desarrollado una agenda de género y conformado unidades o coordinaciones especializadas en diferentes centros de trabajo.

Este año la Coordinación logró la inscripción del Cinvestav a dos instituciones claves en materia de igualdad y género, al Observatorio Nacional para la Igualdad de Género en las Instituciones de Educación Superior (ONIGIES) de la UNAM y a la Red Nacional de Instituciones de Educación Superior Caminos para la Igualdad de Género.

Estas alianzas permitirán una evaluación de las acciones que se lleven a cabo en el Centro, así como del avance de la incorporación de la perspectiva de género e igualdad en los marcos normativos, organigrama, poblaciones y políticas institucionales.

Si bien la Coordinación está encabezada por Karla Sandoval, se reconoce que Martha Espinosa Cantellano, secretaria de Planeación del Cinvestav, fue la encargada de impulsar esta iniciativa en la institución y ambas se han dado a la tarea de desarrollar una estrategia que permita encontrar soluciones y propuestas en materia de género e igualdad.

Por el momento, CODIGO-C está constituido por tres personas, por ello una de las necesidades urgentes a fin de continuar con su tarea, es contar con personal profesional capacitado para el asesoramiento de forma sicológica y legal.

Sandoval Mendoza puntualizó que la Coordinación fue aprobada en la Junta Directiva de abril de 2022 y ya se encuentra funcionando, “Hasta ahora nuestra tarea principal ha sido difundir la existencia de CODIGO-C, comunicar sus funciones, personal, logros, alcances y dar visibilidad a las problemáticas de igualdad de género dentro de la academia. El siguiente paso es buscar el mejor camino para brindar acompañamiento a las personas de nuestra comunidad que están o han pasado por esta problemática”.

Artículo anterior ¿Triste en Navidad?
Siguiente artículo Estudio analiza la situación de violencia de género en instituciones universitarias
Print
281

Theme picker