Publicaciones

Conexión Cinvestav
/ Categorías: Boletin de prensa

Propuesta que diagnostica e inhibe el VPH obtiene Premio a la Innovación en Bionano

Image

El estudio que busca la “Inhibición de la infección del Virus del Papiloma Humano (VPH) empleando nanopartículas metálicas” fue seleccionado como ganador del Premio a la Innovación en Bionano: Ciencia y Tecnología 2020, organizado por el Cinvestav y el Grupo Farmacéutico Neolpharma.

Al entregar el galardón el Director del este Centro, José Mustre de León, reconoció la colaboración entre las instituciones de investigación e iniciativa privada y destacó la sinergia entre estas dos organismos no sólo para impulsar el premio, sino para trabajar de manera conjunta fortaleciendo los servicios del Cinvestav en la realización de pruebas PCR para la detección de covid-19 a personal esencial del sector público, en especial a médicos y pacientes de hospitales ubicados en el norte de Ciudad de México.

También resaltó que para el siguiente año el Cinvestav continuará el esfuerzo para seguir con el desarrollo de sus más de 50 proyectos relacionados con el diagnóstico o combate al SARS-CoV-2, además, señaló que se consolidará la construcción y equipamiento del Centro de Envejecimiento que se encuentra edificando al sur de la ciudad.

En su oportunidad, Diego Antonio Ocampo Gutiérrez de Velasco, Vicepresidente de Innovación y Desarrollo de Neolpharma, refrendó su compromiso de apoyo a la investigación básica o aplicada, porque este año ha dejado ver la importancia de mantener ese vínculo; también, dijo que en esta edición del Premio la participación se incrementó en 20 por ciento, con propuestas enviadas por investigadores ubicados en diversos estados del país.

La investigación realizada por el grupo científico del Departamento de Genética y Biología Molecular del Cinvestav, encabezado por Luis Marat Álvarez Salas, tiene el objetivo de generar un dispositivo tecnológico capaz de diagnosticar, tipificar e inhibir la infección del VPH que provoca el progreso del cáncer cervicouterino.

La idea inicial fue elaborar una prueba de detección, a un precio accesible, que eventualmente sea personalizada para ser usada en casa. Por ello los investigadores se enfocaron en el empleo de nanotecnología que puede ofrecer evidencia observable a simple vista, sin necesidad de equipos sofisticados, generando un cambio de color cuando se detecta la presencia del VPH.

Image

“Desarrollamos una aplicación con nanopartículas metálicas de oro y plata, cuyas propiedades químicas les permiten un cambio de color en presencia de este virus y revela una infección activa e indica a la paciente la necesidad de acudir al ginecólogo para realizar estudios más completos, con el propósito de conocer su grado de avance; en síntesis, es una prueba rápida para detectar VPH a bajo costo”, explicó Álvarez Salas.

Inicialmente, la prueba se concentró en la detección del VPH del tipo 16, el más común el mundo y al comprobar que funcionaba se probó para otros tipos de papilomavirus. Ahora, el dispositivo reconoce diferentes tipos de papiloma y le asigna una tonalidad diferente a cada uno de ellos. Al continuar con la investigación, se determinó que las nanopartículas empleadas se pegaban al VPH, y se hipotetizó que también podían servir para inhibir la infección.

Para ello, el grupo de investigación empleó un sistema de pseudovirus (un virus completo pero sin su ADN genómico que le impide causar infección productiva y es manejable de forma segura en laboratorio), y se comprobó que las nanopartículas usadas inhiben la infección del VPH, es decir, si el paciente se atiende de manera profiláctica con esas nanopartículas contenidas en una crema, loción o producto que se pueda aplicar directamente sobre la superficie del cérvix, se podría inhibir el contacto del virus en su receptor con la célula evitando la infección.Con esta propuesta tecnológica, el costo de las pruebas rápidas de diagnóstico para el VPH se reduciría drásticamente, por ejemplo, el precio de las pruebas que existen en el mercado oscila entre mil 500 y 5 mil pesos, dependiendo del lugar, y la prueba que se propone se calcula pueda tener un precio de 50 a 100 pesos.

Image

La ventaja de la nanotecnología es que reduce costos de producción; aunque al no tener una regulación específica para el tema, su elaboración en el país podría dificultarse, pero las nanopartículas propuestas una vez sintetizadas son completamente biocompatibles con el organismo humano, de hecho, las nanopartículas de plata se usan para desinfectar vegetales.

Para el equipo de investigación en el que también colaboraron, Diana Gabriela Valencia Reséndiz y Giovanni Palomino Vizcaino, egresados del Cinvestav, es un honor recibir este premio porque compitieron mucho para desarrollar su tecnología y representa la culminación de mucho esfuerzo y que a falta de recursos se financió con su propio dinero.“Con el apoyo del Cinvestav podemos proponer y desarrollar este tipo de tecnología, porque es un compromiso de mi parte y de todos mis estudiantes, no sólo generar conocimiento, sino encontrar las formas de aplicarlo para servir a la nación, en beneficio del pueblo; es motivo de orgullo saber que podemos hacer las cosas bien y llegar a una culminación exitosa a pesar de las adversidades”, aseguró Luis Marat Álvarez Salas.

Artículo anterior Primer microdispositivo mexicano para detectar covid-19
Siguiente artículo Investigadora mexicana recibe condecoración del gobierno francés
Print
1098

Theme picker