Publicaciones

Conexión Cinvestav
/ Categorías: Boletin de prensa

Desarrollan alternativa para procesos de comunicación entre dispositivos inteligentes

Image

En la actualidad, los dispositivos inteligentes son empleados en ambientes tanto productivos como lúdicos. Desde teléfonos celulares hasta relojes, televisores, sistemas de audio e incluso refrigeradores ofrecen la posibilidad de interactuar con el mundo digital. En este escenario, los aparatos además de cumplir con su función básica, también ofrecen estadísticas de uso, información en tiempo real y la oportunidad de programar eventos con la intención de mejorar la vida del usuario.

Tener más de un dispositivo de este tipo es muy común, pero también ha planteado algunos problemas, uno de ellos es cómo interactuar con varios aparatos a la vez. Lo cual no indica que se van a utilizar todos al mismo tiempo, sino que al manejar tanta información debe existir una forma de seleccionar solo la que nos es útil en cierto momento.

Las aplicaciones modernas no solo permiten ver información e imágenes en una pantalla, sino interactuar mediante gestos, señas o voz. Es difícil que un solo aparato pueda capturar toda esta comunicación.

Es aquí donde se ve la utilidad de las llamadas meta-interfaces, las cuales permiten llevar elementos interactivos de un dispositivo a otro para proporcionar la habilidad de configurar el ambiente interactivo y tener mayor productividad.

Un ejemplo concreto del uso de esta tecnología es “MetaPaint”, aplicación desarrollada en el Departamento de Computación del Cinvestav que se trata de un editor gráfico muy similar al programa de Microsoft Paint, pero con la particularidad de que puede ejecutarse a través del navegador web de múltiples dispositivos, sin necesidad de instalaciones ni configuraciones previas, comentó Luis Martín Sánchez Adame, estudiante de doctorado.

“Cuenta con las opciones básicas que podríamos esperar de un programa similar: una paleta de colores y herramientas para dibujar líneas, círculos, y rectángulos, así como un lápiz y un borrador. Dividimos los elementos de dibujo en dos grupos: “Paleta de colores” y “Herramientas”, así, un usuario puede tener en determinado momento el lienzo en una PC, la paleta de colores en el teléfono, y las herramientas en una tableta”.

Martín Sánchez aseguró que, aunque MetaPaint es una aplicación sencilla, es una muestra de cómo se pueden aplicar las meta-interfaces, “ya sea para ahorrar espacio en la pantalla de una PC o para disponer de las herramientas fácilmente en cada dispositivo. Además, gracias a que está desarrollado con HTML5, CSS3 y JavaScript, es compatible con cualquier navegador web moderno”.

La supervisora de este proyecto, la doctora Sonia Mendoza, añadió que las meta-interfaces no solo se limitan a los elementos gráficos de una aplicación, sino que el concepto puede extenderse a aparatos que no cuentan con pantallas: “en ambientes altamente interactivos, como los que ofrece el ‘Internet de las Cosas’, encontramos dispositivos que solo se pueden controlar mediante voz o sensores que no puede manejar directamente una persona. Esto plantea el reto de poner al usuario al control, quien debe de contar con todas las herramientas para mejorar su calidad de vida o productividad, sin incrementar la dificultad de uso de las aplicaciones; por el contrario, se debe apuntar a que el sistema siempre se mantenga coherente y capaz de ofrecerle una experiencia de uso placentera y segura”.

La doctora Mendoza también agregó que las meta-interfaces son un mecanismo que se estudia en el laboratorio de Cómputo Social del Departamento de Computación, en donde confluyen diversas ramas de la Computación, principalmente Interacción Humano-Computadora y Trabajo Colaborativo Asistido por Computadora.

Hoy día los desarrolladores de aplicaciones se enfrentan a grandes retos, entre ellos está cómo aprovechar toda la información que se encuentra a nuestro alcance. El desafío se vuelve aún más intimidante cuando en la industria encontramos protocolos y estándares cerrados, es decir, cada compañía decide los medios de interacción de sus dispositivos. Esto resta poder al usuario, por ello las meta-interfaces pueden ser un camino para que las personas retomen el control de su entorno y lo adecúen a sus necesidades.

Artículo anterior Superar los desafíos lo llevaron a obtener una posición posdoctoral en Suecia
Siguiente artículo Participación de José Tapia en Megaproyecto Cinvestav
Print
853

Theme picker